Aceite de CBD

Si de verdad quieres cambiar el juego y darle a tu vida un giro de 180 grados. Bravo. Estás en el lugar indicado.

El aliado natural perfecto

Escucha, ¿sabías que el aceite de CBD, ese que viene sin THC, es un producto completamente natural? Está hecho de un aceite base, que normalmente es aceite de semillas de cáñamo o aceite MCT de coco, mezclado con CBD puro extraído directamente de las flores de cannabis. Y ya está, esos son los ingredientes, sin más. 100% natural.

Pero ¿Qué es el aceite de CBD?

El aceite de CBD, por su propio nombre, te da una pista de lo que es: un líquido oleoso lleno de CBD en distintas concentraciones. El cannabidiol, o CBD, es ese compuesto de la planta de cannabis que no te va a colocar, pero sí que te va a traer un montón de beneficios sin los efectos psicoactivos.

En la mayoría de los aceites de CBD, lo que te vas a encontrar son solo dos cosas: el aceite base que te contaba, y el extracto de las flores de cannabis, cargado de CBD. Dependiendo de si el extracto es puro o tiene un toquecito de THC (tranquilo, que estamos hablando de cantidades minúsculas y totalmente legales), tendrás diferentes tipos de aceite de CBD.

Vamos, que esto no es magia negra ni ciencia oculta. Es simplemente naturaleza trabajando a tu favor. Y la próxima vez que alguien te hable de aceites de CBD, ya puedes decir que sabes del tema. ¿A que no era para tanto?

Nuestro Aceite CBD es full spectrum (espectro completo) 

El aceite de CBD de espectro completo es el aceite que si abraza ese 0,2% de THC. Manteniendo todos los aromas y beneficios de la planta completa.

Usos del aceite de CBD  

Atento a esto amigo. Este no es un producto cualquiera; está cargado de propiedades que le dan ese toque mágico. Hablamos de sus efectos analgésicos y antiinflamatorios, que son un salvavidas después de machacarte en el gimnasio o para esos dolores que no te dejan tranquilo. Además, si el estrés te tiene por las cuerdas, el CBD te echa un cable con su lado ansiolítico, ayudándote a relajar y dormir mejor.

Claro, el CBD no está aquí para curar enfermedades, pero sí para ser un aliado en tu rincón cuando los síntomas aprietan. Eso sí, antes de lanzarte a probarlo, consulta con tu médico, que él sabrá decirte cómo integrarlo a tu rutina sin contratiempos. Y así, con el CBD, puede que encuentres ese equilibrio que tanto buscas, majo.

cenicero cbd bee products

¿Sabes cómo actúa el aceite de CBD?

El aceite de CBD es como un maestro zen para nuestro cuerpo, actuando a través del sistema endocannabinoide, un sistema descubierto allá por los 90 que todos los mamíferos tenemos.

Imagina un director de orquesta que se asegura de que todos los instrumentos (o sea, partes de tu cuerpo) estén en armonía. Los cannabinoides, como el CBD que viene de las plantas, o los que tu cuerpo produce naturalmente, ayudan a mantener todo en balance, desde tus nervios hasta cómo te sientes día a día. Es increíble cómo un solo componente puede influir tanto en mantenernos equilibrados.

¿Cómo se consume ese aceite de CBD que tanto anhelas?

Ah, te cuento cómo era el rollo con el CBD en los buenos tiempos: al principio, cuando el CBD empezó a ser el grito de la moda, lo veías por todos lados, desde herboristerías hasta tiendas especializadas. Lo común era conseguir aceite de CBD y zampártelo directo o sublingualmente, que es como realmente notas sus efectos.

Pero, aquí viene el drama: desde 2018, en España, el CBD dijo adiós a su vida como suplemento alimenticio por unos cambios legales bastante pesados. Aunque es un aceite de los que te podrías beber, lo del CBD lo puso fuera de la mesa de la comida. Ahora, en España solo se usa tópicamente, mientras que en otros rincones del planeta todavía se disfruta como suplemento. ¡Cosas de leyes!

Si no quieres ser estafado ten en cuenta esto antes de comprar CBD  

Cuando pienses en comprar aceite de CBD, hay que tener un ojo crítico. Siempre empieza por una tienda que despierte confianza porque, oye, no todos los aceites son iguales. En Bee Products, por ejemplo, nos aseguramos de que todo sea eco, sin pesticidas ni malos rollos, y pasamos por controles que ni te imaginas.

Recuerda que no solo importa el tipo de aceite, sino también la cantidad de CBD que lleva. Y no olvides, el aceite de CBD puede ser tu aliado en esos días de estrés o cuando el cuerpo pide un respiro del dolor, todo esto sin colocarte, porque nuestro CBD tiene un 0% de THC. Así que ya sabes, a la hora de elegir, elige bien y asegúrate de que es de calidad.

 

¿Qué porcentaje de Aceite CBD me llevo?

En Bee Products, ofrecemos aceites de CBD en concentraciones de 5%, 10% y 20%, manteniendo la misma calidad de CBD en todas ellas. La elección de la concentración afecta la intensidad de los efectos, pero sin efectos psicoactivos. Para principiantes, el 5% es ideal para empezar suavemente. La mayoría prefiere el 10%, disponible en aromas de menta o cáñamo. Para quienes buscan un mayor impacto, los aceites del 20% son perfectos aliados en su rutina de bienestar.

¿Cómo conservo mi aceite de CBD?

Todos nuestros aceites de CBD necesitan un cuidado especial: guárdalos donde no hagan más de 25 grados. Piensa que cada botella es el resultado de un esfuerzo enorme de agricultores y expertos que quieren traerte lo mejor de la naturaleza en forma líquida. Así que cuando abras uno de nuestros aceites, recuerda que estás abriendo una botella cargada de dedicación y saber hacer. Esto es lo que te llevas en cada gota.

¿Cuántas gotas de aceite uso?

Cada persona tiene un sistema endocannabinoide único, y por eso, la respuesta al CBD varía. Es clave que escuches a tu cuerpo y anotes cualquier mejora para ajustar la dosis adecuada. Comienza con una dosis baja y gradúa hasta encontrar la óptima. La paciencia es esencial; algunos sienten efectos rápidos, mientras otros tardan hasta dos semanas. Si no observas mejoras, considera probar otros productos de CBD.

0
    0
    Su carrito
    Su carrito esta vacioVolver a la tienda
    ×